Alostasis's Blog

Se ha escrito un blog

El opositor

Posted by J. J. Izquierdo en 14/10/2010


En estos tiempos que corren, hacer una oposición se ha convertido en la opción más ‘cómoda’ para acceder a un trabajo ‘incómodo’. Y digo que es una opción ‘cómoda’ porque es un camino más para ingresar en el mundo laboral. Con todo, el hecho de opositar no convierte a una persona en funcionaria, de la misma forma que tener un piano no le convierte a uno en pianista.

Decía que es una elección  poco confortable porque el funcionariado actual no tiene absolutamente nada que ver con respecto a varios  años atrás. Los trabajadores públicos han sufrido recortes salariales, que han ido desde un 2% hasta un 7%, dependiendo de la categoría profesional; asimismo, y dependiendo del tipo de funcionariado que se ejerza, dichos trabajadores sufren los varapalos de Comunidades  Autónomas, Ayuntamientos, o incluso el Estado, aunque con diferencias: ni cobra lo mismo ni trabaja igual un funcionario de un Ayuntamiento, de una Comunidad Autónoma o un funcionario del Estado. Me consta que los trabajadores de Ayuntamientos y  Diputaciones, por ejemplo, hacen mucho menos por bastante más.  En cualquier caso, generalizar es equivocarse siempre.

Acceder al funcionariado ya no es la panacea, ese remedio que cura la salud laboral de España. En mi opinión, la ‘solución’ actual pasa por la formación de los trabajadores sin cualificación o por la emigración hacia otros países de los trabajadores cualificados.

Siempre he creído que la emigración es un fenómeno cíclico. Hace décadas nuestros abuelos [el mío fue uno de ellos] tuvieron que emigrar durante la etapa desarrollista del franquismo hacia países como Alemania, Fancia o Suiza, por citar algunos.

Con la llegada de la democracia a este país, y la consecución del Estado de  Bienestar, fuimos los españoles, especialmente durante los gobiernos socialistas, los que acogimos a inmigrantes en España.

Actualmente, los jóvenes nos encontramos en una encrucijada: quedarse en un país azotado por la crisis mundial y con una gestión gubernamental que se esfuerza por crear empleo, pero que no acaba de conseguirlo; esperar que haya un cambio de Gobierno, cuya labor modifique los estándares laborales del país, aunque sea improbable debido a la coyuntura internacional y a una oposición que está más centrada en hacer leña del árbol  que ‘está por caer’ que en colaborar con el actual Gobierno español.

Dejo un cortometraje titulado ‘ El opositor’, protagonizado por Fran Perea. No es un corto que se ciña del todo a la realidad del funcionariado, aunque reconozco que capta muy bien la sensación de presión, angustia y demás ‘síntomas’ que presenta una persona que concurre a un proceso de oposición.

Clica  AQUÍ para ver el vídeo.

 

Anuncios

4 comentarios to “El opositor”

  1. Iván said

    No estoy de acuerdo contigo, incluso invertiría los adjetivos creo que preparar un opción es un camino incómodo (muy difícil, duro, años de estudio, mucha fuerza de voluntad) para acceder a un trabajo cómodo (estable y seguro).
    En los últimos años, por la “crisis” he tenido que cambiar de trabajo: volver a esforzarme al 200% para demostrar lo que vales en entrevistas, con tu nuevo jefe… es como volver a tener que opositar después de 9 años trabajado; he sufrido miedos, inestabilidad, inseguridades, dudas…. mi salario se redujo en un 40%…. Creo que el trabajo en la empres privada es menos confortable que el funcionariado

    • Cuando digo ‘incómodo’ me refiero a que, a tenor de la circunstancias económicas y laborales de nuestro país, parece que los funcionarios tuvieran que ‘pedir perdón’ por haber conseguido un puesto de trabajo que nadie les ha regalado; un puesto de trabajo fruto de mucho esfuerzo y sacrificios personales, económicos, sociales, etc. A ello me refiero con ese adjetivo.
      Después del esfuerzo, en teoría llega la ‘comodidad’, que no es más que saber que tienes un puesto de trabajo de por vida,aunque la Comunidad de Navarra se esté ya planteando suprimir el carácter vitalicio de los funcionarios…
      Tienes razón en lo que dices, aunque en parte: mientras no ha habido crisis los trabajadores liberales han ganado todo lo han querido y más, cosa de la que me alegro, mientras que los funcionarios han seguido cobrando su sueldo en función de su categoría profesional.
      En cualquier caso, y no lo digo por ti, ser funcionario es algo que está al alcance de todo el mundo que cumpla los requisitos para ser trabajador público. Muchos protestan o ‘envidian’ a los funcionarios por su estabilidad y seguridad, que no es lo mismo, en rigor, que comodidad, pero pocos son los que están dispuestos a pasar por una oposoción y a saber que su sueldo, como media general y en función de la categoría profesional de cada uno, no superará los 1400 euros al mes.
      En fín, es todo muy difícil.
      ¡Un abrazo y gracias por tu comentario!

      • Iván said

        Disculpa no haberte contestad antes, no he tenido tiempo.
        Sigo discrepando contigo.
        En primera estancia no puedo llegar a entender como se puede conceder un puesto de trabajo vitalicio, sin importar el rendimiento y la capacidad de esta persona. Un puesto de trabajo por muy funcionario que sea, debería estar supeditado al rendimiento y o productividad, que para eso se paga.
        Por otro la lado, discrepo en que en los años de bonanza el trabajador libre haya ganado lo ha querido y más. ¿Acaso se han hecho ricos los trabajadores de un supermercado, un camarero, un recepcionista, cocinero, etc.?. Si bien es cierto que la gran mayoría de los trabajadores y PIMES han visto pequeños incrementos en sus sueldos/ingresos, pero nada semejante a ganar lo quieran y más.
        Quien ha ganado más dinero? Lo relacionado con la construcción. Por qué? Por la gran demanda y pequeña oferta de “profesionales”: ley del capitalismo en el que vivimos.
        Eso sí, esta ley tiene un gran riesgo, cuando se acaba la demanda se bajan los sueldos y se pierden trabajos. Y lo veo bien, estos son los riesgos del mercado libre y capitalista en el que vivimos.
        Lo que no me parece coherente es que ahora los funcionarios vengan con que son ellos los que pagan la crisis…. creo que las bajadas de sueldos son una pequeña adaptación al medio, en tiempos de bonanza se han contratado muchos más funcionarios y sin embargo casi no se ha reducido ahora.
        No obstante todo somos libres de pasar al mercado libre o funcionariado, no? 😉

      • Ajajajaja, por supuesto, Iván. ¡Hazte funcionario! Vente conmigo a Sevilla, que hay mucho por hacer aquí.
        Besos para ti y para Mertxe.
        😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: